Descubierta una cabeza de faraona durante una práctica estudiantil
Una misteriosa representación de Hatshepsut, una de las pocas mujeres que llegó a faraón de Egipto, ha sido identificada sobre un objeto elegido para unas prácticas de Egiptología en Inglaterra.    La oportunidad de manejar artefactos egipcios genuinos es provista por el Egypt Centre a estudiantes de Egiptología en la Universidad de Swansea. Durante una sesión reciente para un módulo de Arte y Arquitectura Egipcio, Kenneth Griffin, del Departamento de Clásicos, Historia Antigua y Egiptología de la UNiversidad, notó que uno de los objetos elegidos era mucho más interesante de los que inicialmente se pensaba, informa la Universidad de Swansea.
Consistente en dos fragmentos de piedra caliza de forma irregilar que han sido pegados, el objeto se ha mantenido almacenado más de veinte años y se solicitó para la sesión práctica únicamente por una fotografía antigua en blanco y negro.
La parte frontal muestra la cabeza de una figura cuya cara desafortunadamente falta, con los restos de un abanico directamente detrás. Huellas de jeroglíficos también están presentes por encima de la cabeza. La iconografía de la pieza indica que representa a un gobernante de Egipto, particularmente con la presencia del uraeus (cobra) en la frente de la figura. ¿Quién es ese misterioso faraón y de dónde se originó el fragmento?
Una búsqueda en los registros del Egypt Centre no proporciona información sobre la procedencia original o el lugar de hallazgo del objeto. Lo que se sabe es que llegó a Swansea en 1971 como parte de la distribución de objetos pertenecientes a Sir Henry Wellcome (1853-1936), empresario farmacéutico con sede en Londres. Los fragmentos tienen menos de 5 centímetros de grosor y se han extraído claramente de la pared de un templo o tumba, como se puede ver en las marcas de corte de la pared posterior.
Fuente: europapress.es
 
Más información
 
  Compartir: Agregar a Blogspot  Facebook  Agregar a Myspace  Agregar a Twitter  Agregar a LinkedIn
 
Cerrar