El museo catedralicio posee la única estatua del mundo de la reina Isabel de Portugal
Lo confirma la tesis doctoral de la investigadora lusa Virginia da Silva. La iconografía la representa en estado de gestación. por Fernando Franjo

La escultura de Nuestra Señora de la O, o la Virgen preñada, perteneciente al Museo de la Catedral de Santiago, podría ser el verdadero y único retrato en todo el mundo de la Reina Santa Isabel de Portugal. Así lo determina el exhaustivo estudio de la investigadora lusa Virginia da Silva, que recientemente presentó su tesis doctoral en la Universidad de Porto.

Según sus conclusiones, la figura es la única estatua "de cuerpo entero conocida hasta hoy". El estudio revela, asimismo, que la estatua del museo catedralicio, ofrecida por la reina en 1325, tiene la misma altura que la que, según los datos arqueológicos, contaba Isabel de Aragón "rondando el metro setenta, considerada la inclinación típica de estos personajes, por lo cual puede decirse que este museo cuenta con la única representación de Santa Isabel de cuerpo entero. Se trata de una particular iconográfia que se hizo muy popular en el noroeste peninsular y que representa la gestación virginal de Santa Isabel en avanzado estado.

Efectivamente, esta documentada la peregrinación de Santa Isabel a la Catedral de Santiago en el citado año de 1325 y los estudiosos confirman que esta figura, junto con el arcángel Gabriel, que pueden vincularse a un taller activo en Coimbra, podrían formar parte de la ofrenda real. Otras opiniones apuntan a que las piezas llegan desde Portugal algo más tarde, a mediados del siglo XIX y una tercera línea de investigación sitúa su llegada a mediados del siglo XV en el contexto de unas extraordinarias relaciones con Portugal, coincidiendo con el arzobispo Lope de Mendoza.

Virginia da Silva compara esta pieza con la figura yacente del sepulcro de la reina santa en Coimbra. Añade que cuando fue abierto el túmulo, en el siglo XVI, quedó reflejado en un acta que la figura esculpida era igual al cuerpo momificado.

El resultado de esta investigación ha llamado extraordinariamente la atención en Portugal, donde la denominada Rainha Santa es uno de los personajes más venerados.

Isabel de Aragón nació el 11 de febrero de 1270. A los 12 años, la edad mínima establecida por el Derecho Canónico en aquel entonces para contraer matrimonio-, se casa por poderes con don Dionís, rey de Portugal. Enormemente religiosa, se caracterizó por socorrer, incluso a escondidas, a los pobres, que acudían a ella para buscar esa ayuda que les negaba la estructura social de su tiempo. También contribuyó a discreta intervención, a reconciliar a Portugal con el Papa.

Fuente: elcorreogallego.es
 
Más información
 
  Compartir: Agregar a Blogspot  Facebook  Agregar a Myspace  Agregar a Twitter  Agregar a LinkedIn
 
Cerrar